sábado, 31 de mayo de 2008

HISTORIA Y REVOLUCIÓN

La curiosidad por el pasado, la preocupación por el futuro y el interés por la historia forman alguno de los rasgos más característicos de la especie humana.
Desde hace mucho el hombre se ha interrogado a sí mismo sobre cómo ha llegado a ser lo que es y acerca de lo que le depara el porvenir. La respuesta ha sido distinta según las épocas. En el mundo cásico greco-romano la historia era vista como un círculo, un eterno retorno, un volver a repetirse continuamente los mismos hechos fundamentales. Durante la Edad Media, en cambio, el historiador veía la humanidad como algo estático: Dios hizo el mundo de una determinada forma y permanecería inalterable hasta el día del Juicio.
Pero ¿ cómo ve el pasado el historiador de hoy?. Pués ve que la humanidad ha estado sometida a una continua evolución y que ésta no siempre se ha desarrollado a un mismo ritmo.
A sucedido a veces, que de forma aparentemente repentina esa evolución va muy acelerada y en pocos años se producen cambios profundos de todo tipo: políticos , sociales, económicos y culturales; surge entonces una sociedad muy distinta a la que había. A ese brusco cambio, que altera de forma profunda la situación anterior, es a lo que llamamos revolución
Pero, ¿por que se produce el estallido de la revolución?.
Una teoría seria la siguiente: el fenómeno se originaría , cuando en una determinada época se llega a una situación de ruptura con el tiempo pasado, la comunidad ha ido cambiando en sus clases sociales, en su estructura económica y en su ideología ( cambio que se ha ido produciendo lentamente con el paso de los años), mientras que el Estado, la estructura política y la clase social dominante permanecen sin alterar. Es, por lo que, los que tienen el poder son vistos como un obstáculo para el desarrollo normal de la sociedad, y hace que se lancen a romper la legalidad vigente, y a la conquista del Estado, se apoderen de él y establezcan un sistema político y/o unas leyes distinto a los anteriores.
También hay otra interpretación del hecho y del origen de las de las revoluciones, podiamos llamarla "espiritualista". Serían los cambios intelectuales los que llevan a una nueva manera de ver el mundo., y ésta, a su vez, la que conduce a la revolución política. Dicho de otra manera: los filósofos, los pensadores y los hombres de fe influyen de forma decisiva sobre la sociedad y la obligan a cambiar.
En cualquier caso, sí parece claro que cada revolución que triunfa produce cambios en la clase dominante.
A lo largo del Mundo Moderno, y a través de revoluciones sucesivas, la nobleza es desplazada por la burguesía y ésta a su vez sufre los embates del proletariado.
Este proceso llevará, al mismo tiempo, a que se pase del absolutismo al liberalismo y de éste a la democrácia.
Hay que resaltar una especie de esquema , que se repite en las grandes revoluciones políticas y que se aprecia muy bien en los casos de Inglaterra (siglo XVII), Francia ( 1789 ), y Rusia (1917) . El movimiento revolucionario comienza aparentemente con unos objetivos moderados: más que cambiar lo que se pretende es reformar. Pronto los reformistas son desplazados y llega el momento del radicalismo, que lo que busca es crear un Estado y una sociedad nuevas, para lo que se necesita la organización de un poder fuerte y concentrado; por último, consolidadas las conquistas revolucionarias , se puede hablar ya de una nueva forma de organización política , haciéndose desde entonces innecesaria la dictadura.
Pero por revolución no debe entenderse solo el salto al poder de una nueva clase social. Revolución es tambiénun cambio rápido en las estructuras claves de la sociedad. Pueden distinguirse así en el Mundo Moderno una revolución intelectual y científica, una revolución técnica o industrial, y también demografíca. Pero cualquiera de ellas, todas en conjunto o interrelacionadas, producen necesariamente alteraciones políticas profundas, de tal manera que, por ejemplo, sin la industrialización es imposible comprender el triunfo del Estado Liberal, y, sin el cambio intelectual y educativo, no habría sido posible esteblecer el Estado democrático.

10 comentarios:

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Hola Carmen. Muchas gracias por tu visita a mi pequeño espacio de evasión y por tus palabras. Me alegra que quieras a esta mi tierra, tu tierra, la de todos, Extremadura ya que según me cuentas tus raices y tu sangre son de aquí.
Sin duda serás siempre bienvenida.
Prometo pasar mañana con más tiempo por tu blog, que por el pequeño vistazo que le he echadome ha parecido más que interesante. Un abrazo.

Francisco alvarez dijo...

Muy interesante tu articulo.
Creo que cada dia nacen nuevas revoluciones, sobretodo de pensamiento.El mundo esta tan globalizado que los problemas que pasan aquí tambien son los de alla.
Diria que hay un tipo de revolucion del pensar individual que esta tomando fuerza y que esta mezclado con todo lo que implica la sociedad mundial y no se lo que pasará cuando se junten todas las voces todas.

Saludos desde chile.
wanko...

Cecilia Alameda dijo...

Una gran revolución, a mi modo de ver, es la de las nuevas tecnologías, si bien es cierto que afectan sobre todo a un sector del planeta, cuyos habitantes han cambiado su forma de relacionarse y de organizar su vida diaria. Un ejemplo son estos blogs en los que andamos metidos.

Alatriste dijo...

Le vas a tener que cambiar el nombre a tu blog muy pronto y llamarlo algo así como Cátedra, pues hay que ver lo que se aprende en tu página. Je, je, je.
Una de las razones por las que me gusta tanto leerte es porque siempre se puede sacar algo de tus palabras, alguna enseñanza.
El tema de hoy ha sido de lo más interesante y es que la historia del mundo está llena de revoluciones, más o menos importantes.
¿Crees que hoy día, en esta sociedad que nos ampara o desampara según el caso, vendría bien un proceso revolucionario?
Yo creo que sí. Je, je, je.
Bueno, Carmen; mucho ánimo en tus luchas cotidianas y no te rindas jamás.
Un beso.

Fernando Manero dijo...

Tu texto revela formación, sensibilidad y capacidad de síntesis. Las revoluciones han marcado el rumbo de la historia y la han hecho evolucionar (de ahí su nombre). Pero también es cierto que las características de los procesos revolucionarios han cambiado. Entre las Revoluciones francesa y rusa (o cubana) y las que se producen en nuestros días hay una diferencia significativa. Ya no son drásticas ni rupturistas sino más lentas y generalizadas. Ya no hay liderazgos revolucionarios sino factores de transformación que generan cambios de enorme trascendencia en la producción, en el trabajo, en las manifestaciones culturales o en las relaciones sociales. Cambios de profunda dimensión colectiva pero proclives a la acentuación del individualismo y de las rivalidades bajo la lógica de la competitividad que nos ha hace más desiguales que como nunca ha sucedido en la Historia. Un abrazo

Casablanca dijo...

Carmen, mi ninia, ando de examenes y apenas tiempo de respirar, pero hija, una llega a tu barquito, y no puede dejar de leer cada palabrita suprinteresante que escribes... Estoy deseando tener algo mas de tiempo y opinar...
Besitos nena.
Maria.

Alatriste dijo...

Te venía a visitar de nuevo, a aprender un poco más de tus enseñanzas. Te dejo un beso fuerte. Cuídate capitana.

Alatriste dijo...

Duran mucho los trabajos de mantenimiento de tu barco, ¿no? Je, je, je.
Pasaba por aquí de nuevo como puedes ver, así que te dejo un beso y mi ánimo para las movidas que te tengan tan liada.
Cuídate mucho, Carmen.

lunazul dijo...

Muy interesante esta entrada, se nota que te apasiona la historia, jeje!

Un abrazo, nena :)

king 9k5 dijo...

However, Hartley - who was one of three livros sobre poker England players warned by Johnson for making inappropriate comments to a female hotel worker car games while in New Zealand - has pledged his loyalty to the former Lionscaptain.